Las aerolíneas del mundo estimaron pérdidas por más de US$ 39 mil millones en el segundo trimestre de este año y un gasto gasto de US$ 61 mil millones de sus reservas debido a la pandemia de coronavirus que paralizó vuelos, según el último informe de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Por la situación mundial actual, la demanda proyectada de todo el año caería un 38% y los ingresos de pasajeros previstos en US$ 252 mil millones de dólares, comparado con 2019.

De acuerdo a las previsiones en un escenario de restricciones de vuelos de tres meses, el análisis proyectó que la caída de la demanda sería más profunda aún en el segundo trimestre, con una retracción del 71%.

De esta manera, enfatizó el informe, lo que se espera es que los ingresos caigan un 68%, un porcentaje inferior a la caída esperada del 71% en la demanda debido a la continuación de las operaciones de carga, aunque a niveles reducidos de actividad

Como consecuencia, se prevé que los costos variables caigan en un 70% en el segundo trimestre, en gran medida en línea con la reducción de un recorte esperado del 65% en la capacidad ofrecida del segundo trimestre.

«Las aerolíneas no pueden reducir los costos lo suficientemente rápido como para adelantarse al impacto de esta crisis. Estamos viendo una pérdida neta devastadora de 39 mil millones de dólares en el segundo trimestre», señaló Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Paralelamente, adelantó de Juniac, el impacto «se verá amplificado por una responsabilidad de US$ 35 mil millones por posibles reembolsos de boletos. Sin alivio, la posesión de efectivo de la industria podría deteriorarse en 61 mil millones en el segundo trimestre».

Esta misma jornada, y en línea con lo informado por este organismo, la aerolínea British Airways anunció la suspensión de todos sus vuelos hacia y desde el aeropuerto de Gatwick, el segundo más importante del Reino Unido, en medio de la caída de las demandas de pasajes.