El crucero AidaCara, de bandera italiana, de 193 metros de eslora con 1.150 pasajeros y 360 tripulantes hizo su primera recalada la temporada en el Golfo Nuevo.

En las últimas horas del sábado hacía su ingresó el Island Sky de 91 metros de eslora con 60 tripulantes a bordo y que pernoctó, subió a los 90 pasajeros y partió a media tarde del domingo  domingo.

El director Comercial de la Administración Portuaria de Puerto Madryn (APPM), Héctor Ricciardolo, destacó que “el 50 por ciento de los pasajeros tomaron excursiones a las reservas turísticas de la región, y un gran número de turistas y tripulantes se quedaron en la ciudad”, lo cual se pudo observar en la zona comercial y gastronómica, que en su gran mayoría optaron por mantener abierto sus locales fuera del horario habitual, lo cual es fundamental cuando se produce el arribo masivo de visitantes.

“La Administración Portuaria está colaborando con la Cámara de Comercio de Puerto Madryn (CAMAD) disponiendo de un informante a pie de crucero para incentivar el consumo en el comercio local. El ingeniero Osvaldo Sala desde que asumió en 2015 en la APPM siempre trazó como objetivo que los cruceros deben dejar más actividad económica en la ciudad y eso se logra incentivando la oferta comercial local”, señaló.

Ampliar la oferta

Ricciardolo sostuvo además que Madryn necesita un servicio de ‘city tour’ que realice un recorrido por los puntos turísticos, históricos y culturales de la ciudad. “La municipalidad está trabando en eso para contar con un ‘bus turístico’, porque sabemos que en el verano hay una especie de trencito que recorre la ciudad, pero hay que reforzar un circuito de museos o lugares históricos para ofrecerle a los cruceristas”, manifestó.