Ballenas en Península Valdés

Los prestadores turísticos de la Península Valdés avanzan en la concreción de los protocolos de bioseguridad para acelerar la vuelta de la actividad turística en esa región patagónica tras la pandemia de coronavirus, informó hoy el Ministerio de Turismo de Chubut

Los distintos sectores ligados a la actividad turística de la zona mantuvieron un encuentro con representantes de la cartera turística provincial para avanzar en el proceso de elaboración de los protocolos de seguridad e higiene y su adaptación a los lineamientos generales dictados por el Ministerio de Turismo y Deportes.

La directora de Calidad del Ministerio de Turismo de Chubut, Gissela Huayquimilla señaló tras el encuentro que «estamos llevando adelante el trabajo de coordinación para la elaboración de los protocolos para las distintas actividades turísticas que se desarrollan en todo el territorio provincial».

«Estamos poniendo énfasis en todo lo que tiene que ver con nuestras áreas naturales protegidas, que son de uso turístico», agregó.

La funcionaria destacó que «se ajustaron detalles en lo que hace al distanciamiento, el lavado de manos, la ventilación, el uso de tapabocas y a la detección de posibles casos de coronavirus».

Sin embargo, aclaró que «desconocemos los próximos pasos a seguir porque no sabemos cuáles serán las medidas dispuestas cuando vuelva la actividad turística».

Huayquimilla se refirió a la próxima temporada de cruceros, un segmento clave para el turismo en Península Valdés, y afirmó que «todavía no hay protocolos internacionales y las compañías navieras están solicitando a los destinos que indiquen cuáles son los protocolos a seguir».

«Acordamos volver a reunirnos, ya que en agosto se abre la temporada de cruceros en Europa, por lo cual se establecerán los primeros parámetros y veremos que se toma y que no en base a las características de los puertos locales», subrayó.

El sector turístico emplea en la Península Valdés a unas 1.600 personas que trabajan en algo más de 500 empresas, el 80% de ellas pymes o microemprendimientos.