La estrella Betelgeuse está desde hace años en la mira de la comunidad científica. Según publicó Ed Guinan, profesor de astronomía de la Universidad de Vilanova, se comporta de manera errática desde hace varios años y podría ser un indicio de que está cercana a explotar.

Betelgeuse está perdiendo brillo de manera muy acelerada. Este cuerpo celeste de 8,5 millones de años de vida pasó de ser el noveno más brillante del firmamento a ocupar el puesto 23.

Si bien puede tratarse de un ciclo, Guinan advirtió que si el brillo no vuelve a aumentar, Betelgeuse podría convertirse en la próxima supernova. El estallido sería visible a plena luz del día a lo largo de al menos dos semanas.