Incendio El Doradillo

Dos vecinos que viven en una zona adyacente al Parque Ecológico El Doradillo, afectado por los incendios del último fin de semana, quisieron hacer público su agradecimiento para con todas las personas que ayudaron ante la emergencia:

«Expresamos nuestro profundo agradecimiento a los Bomberos Voluntarios, a Defensa Civil, a la Intendencia de Puerto Madryn, a la Policía Provincial de Chubut, y a la Empresa Dadam Hermanos, por el solidario, responsable, y profesional trabajo de estos terribles días en los que vimos peligrar nuestra casa, al tiempo que se incendiaban los campos que alguna vez representaron la razón de vivir en un lugar como el área natural protegida de El Doradillo.

Particularmente a algunas autoridades y personas que se mantuvieron cerca en los peores momentos: al Señor Intendente de Puerto Madryn Gustavo Sastre, al Jefe y Subjefe de Bomberos, al Oficial de Bomberos que se hizo cargo de la situación y a los bomberos que llegaron hasta acá… Al Sr. Dadam. A los maquinistas que abrieron los cortafuegos. A los guardaparques del ANP El Doradillo. A nuestra familia inmediata. A los amigos, particularmente a Ricardo Vera.

 

Salvamos la propiedad, no podemos imaginar el dolor de los que corrieron otra suerte. Perdimos el ambiente natural, esa estepa sana, fértil y rica en plantas y animales como no se encontraba en otra parte. Puede que la naturaleza se recupere, lentamente, pero muchos ya nunca más la veremos en el mismo esplendor.

No sabemos qué y cómo pudo haberse iniciado este incendio. Entendemos que las condiciones ambientales jugaron un papel crítico, pero hubo un inicio. Nos permitimos sugerir que se lleven a cabo los peritajes que el caso requiere. De haber responsables, sería fundamental que comprendan el irreparable daño causado. No se pierde valor sólo cuando se incendia una construcción, es incalculable la pérdida del monte nativo y su fauna.

El fuego nos quitó la posibilidad de permanecer inmersos en un paisaje de naturaleza viva. Pero es el ejemplo de los que combatieron incansablemente la calamidad, el que nos infunde voluntad y fuerza para volver a empezar.

Desde el galpón que nos salvaron…

Victoria Zavattieri y Claudio Campagna»