Con 27º de máxima y algo de viento, el lunes feriado se disfrutó en la ciudad.

Los visitantes y vecinos se volcaron a las playas.