paredes-Escuela 728

Malena Meisen, madre de un estudiante del colegio secundario 728 de Puerto Madryn envió una serie de fotografías que evidencian el deterioro en el que se encuentra el edificio.

Por otro lado, se dio a conocer a través de redes sociales que mañana habrá una marcha para pedir celeridad en las refacciones necesarias. La principal preocupación son las calderas de la escuela, que impiden la distribución correcta de calefacción a todas las aulas.