«Soy una vecina del Barrio 287. La verdad estamos cansados de que en un negocio vendan bebidas alcohólicas como si fuera un bar. Se juntan y pasan 3 o 4 horas bebiendo y orinan en la vía pública”. Comenta con algo de enojo.

(La foto fue enviada al Facebook de la radio)