Enorme regalo brindaron los Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn a un niño de Bahía Blanca.

Un regalo que ni todo el dinero del mundo puede comprar. Un regalo que hace feliz a un niño. Un mimo al alma.