La pesquera ALPESCA cesó su operatividad a finales de 2012 dejando en total incertidumbre a más de 1200 empleados, entre planta y marineros, además de proveedores y acreedores.

Durante la Gobernación de Martín Buzzi se le consiguió «un novio», según la expresión del propio mandatario, y la empresa chino- estadounidense RED CHAMBER, se hizo cargo de la continuidad productiva.

Por ese tiempo el Ejecutivo Provincial inició un proceso de expropiación de los bienes de la pesquera, aunque causas conexas sobre el paquete accionario, entorpecieron el proceso hasta hoy, 10 años después.

¿En que estado se encuentra la causa por la expropiación?

Lo responde el Secretario de Pesca del Chubut, Gabriel Aguilar.