Es porque los abogados defensores de seis de los imputados pidieron la «probation» para sus defendidos.

En el inicio del juicio, este lunes en Rawson, los representantes legales de Giuliana Mc Leod, Juan Carlos Ramón, Jorge Godoy, Christian Gisande, Natalia Mc Leod y Sandro Figueroa, solicitaron la suspensión a cambio de medidas resarcitorias. Les corresponde por no ser funcionarios públicos.

Además los abogados entendieron que el mismo tribunal de juicio no podía resolver esa cuestión.

Es por eso que los jueces Marcela Pérez, Alejandro Soñis y Alejandro Rolón resolvieron, en la audiencia del martes, que el Juez Sergio Piñeda sea quien defina la cuestión.

Hoy miércoles el propio Piñeda se declaró incompetente al considerar que el mismo tribunal debería ser quién defina si corresponde o no la probation.

Ahora deberá ser la Cámara Penal de Trelew quien determine sobre la cuestión.

Cabe agregar que los fiscales del caso, Alex Williams y Omar Rodríguez se oponen a la suspensión del juicio a cambio de medidas resarcitorias.

Consideran probados los delitos por los que acusan y la pena en expectativa superior a los tres años y por eso no sería es excarcela.

La llamada “suspensión de juicio a prueba” o “probation”, es una figura que posee el Código Procesal Pena y les permitiría purgar una pena menor, realizar tareas comunitarias, hacerse cargo de las costas del juicio y –en la medida de sus responsabilidades en el ilícito- devolver parte del dinero de los ilícitos en los que se encuentran involucrados.