La medida se levantó por el ingreso de un pago de siete millones de pesos que sirvió para completar el pago del salario correspondiente al mes de octubre.

Siete días se extendió la medida de fuerza iniciada por los trabajadores del volante nucleados en la Unión Tranviaria Automotor (UTA).  Se terminó con la medida de fuerza luego que Provincia se depositará siete millones de pesos, dinero correspondiente a la deuda de cerca de 23 millones de pesos que mantienen con la empresa.

“Ese dinero sirvió para completar el pago de salarios a los trabajadores y de inmediato salieron a la calle. Lo importante ahora es eso que la comunidad vuelve a contar con un servicio esencial como es el transporte”, dijo uno de los representantes de los trabajadores.

Tras anunciarse desde la empresa Patagonia Argentina que se levantó la medida de paro del servicio de transporte público de pasajeros, el intendente Carlos Linares se refirió a las intensas gestiones que se llevaron adelante.

“Levantamos un paro que no tendría que haber ocurrido si cada uno cumplía con sus compromisos”, aseguró; y en ese tenor, destacó “la predisposición por parte de la empresa y los referentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para volver a brindar el servicio; además de agradecer a los vecinalistas, que supieron ponerse al frente de los reclamos de la gente, para manifestarse de forma organizada”.