En los últimos días la Armada Argentina respondió así a un proyecto de ley presentado en 2016 por la senadora nacional por Chubut, Nancy González.

Son los terrenos ubicados al Sur de Madryn, pasando la zanja de guardia y cercano al Apostadero Naval.

El proyecto presentado prevé la transferencia de las tierras y que se destinen a la construcción de viviendas.

La aceptación de la cesión de las tierras por parte de la Armada, deberá ser aprobado ahora por el Congreso Nacional.

La Senadora Nancy González confía que con la nueva composición del Congreso, a partir del 10 de diciembre, el proyecto avance en favor de los intereses de Puerto Madryn.

TRATAMIENTO PARLAMENTARIO
Este proyecto se viene trabajando desde el inicio de su mandato, cumpliendo con todos los requisitos y haciendo todas las gestiones necesarias tanto ante la Agencia de Administración de Bienes del Estado, como ante la Armada Argentina.

Al respecto, la Senadora González manifestó que “el proyecto ya está en condiciones de ser dictaminado porque se dio intervención a los organismos competentes y recibimos respuestas favorables para avanzar con la sanción en el Senado”.

La Senadora se mostró muy optimista, “confío en que trabajando junto con la Comisión de Defensa Nacional podamos firmar un dictamen conjunto y dejar listo el proyecto para ser llevado al recinto en la primera oportunidad que se presente”.

DETALLES DEL PROYECTO

El proyecto que impulsa la senadora madrynense propende a que la Armada trasfiera “a título gratuito y en favor de la Municipalidad de Puerto Madryn el dominio de los inmuebles propiedad del Estado Nacional – Estado Mayor de la Armada Argentina ubicados dentro del ejido urbano”, siendo estos dos lotes, uno de ellos “circunscripción 3, sector2, fracción 13” y el otro Circunscripción 3, sector 2, fracción 16”.

Esta transferencia de tierras tiene como fin “que la beneficiaria impulse programas de desarrollo urbano, planes de vivienda única, infraestructura de servicios, habilitación de parques o plazas públicas, unidades educacionales, culturales, asistenciales, sanitarias o desarrollo de actividades deportivas”.

En ese marco, se busca que una vez que se haga el loteo, los mismos deberán entregarse a beneficiarios “mediante subasta o licitación pública” mientras que se fijan requisitos para ser beneficiario de los mismos, y también plazos para la construcción de las viviendas una vez adjudicado el lote.