Foto Web Ilustrativa.
Foto Web Ilustrativa.

Se trata de un hombre de 36 años que abusó de las hijas de su pareja, y que al ser denunciado por la madre de estas, se fugo. Tenía pedido de captura y fue localizado en Santiago del Estero.

Había cumplido una condena por abuso sexual en otro lugar del país y luego se radicó en Puerto Madryn, donde comenzó una relación de pareja con la mujer.

Según consta en la denuncia, aprovechaba la ausencia laboral de la madre para abusar de sus hijas, a quienes amenazaba para que no cuenten nada. También a otro hijo de la mujer.

«Si llegas a hablar te voy a hacer lo mismo que a tus hermanas», «Si llegas a hablar te va a ir mal», les decía el depravado.

Finalmente, los chicos le contaron a su madre. Y ella realizó la denuncia. Al enterarse, el hombre se fugó. “Cuando tomó conocimiento de que su pareja radicaría denuncias en representación de sus hijas menores de edad, tomó el vehículo de la denunciante, abandonó durante el horario laboral su trabajo y huyó de la ciudad, siendo desconocido su paradero y pesando sobre él una orden de detención”, detallaron desde la Fiscalía.

En la última semana la policía lo atrapó en un pueblo de Santiago del Estero. Y será trasladado a Puerto Madryn.

La funcionaria de fiscalía Anya Pucheta, a cargo del caso, presentó la imputación por los delitos de “abuso sexual simple agravado por el aprovechamiento de convivencia con menor de edad en la modalidad de delito continuado. Y tentativa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el aprovechamiento de la convivencia con menor de edad. Todos en concurso real y en carácter de autor”.

Por el peligro de fuga, los fiscales solicitarán que quede detenido en un establecimiento carcelario. Y en caso de ser condenado, la pena será de efectivo cumplimiento por tener antecedentes.

“La persona ya cumplió una condena por abuso sexual, por lo cual, en caso de ser condenado deberá ser declarado reincidente”, detalló la fiscal.