Personal policial dependiente de la DPI en conjunto con la planta de verificación del automotor procedió al secuestro de una camioneta Chevrolet Blazaer.

La unidad fue localizada, tras varias pesquisas, en la intersección de la calle Albarracin entre Juan B. Justo y Alvear. Sobre el rodado pesaba una denuncia previa radicada en la provincia de Santa Cruz en una causa de presunta estafa.

El procedimiento fue realizado con motivo de una denuncia penal recibida en Comisaria Tercera donde una persona de la comunidad zingara denunció que dicho rodado fue sustraído de su poder por un masculino. Este hecho habría sucedido días atrás siendo el origen de la investigación.

Un dato complementario refiere a que la camioneta registra una denuncia en la Comisaría de Río Turbio, provincia de Santa Cruz, donde el titular del rodado hace mención que la camioneta fue despojada de su poder por una persona de la comunidad zingara bajo una modalidad de estafa. En la causa interviene la fiscal Ivana Berazategui.