“Se pinchó el día”, comentó una vecina que paseaba por la rambla y asombrada compartió la imagen.