El pasado viernes realizaron el primer vuelo del año de lo que es el estudio anual sobre la llegada de los cetáceos. 

El relevamiento aéreo realizado la semana pasada arrojó como dato la presencia de 700 ballenas en un área de 620 kilómetros de costa, de las cuales algunas son crías de esta temporada.

El censo, que elabora desde 1999 el laboratorio de mamíferos marinos del CENPAT que dirige el Doctor Enrique Crespo, permite conocer el crecimiento de la población de Ballena Franca Austral en el litoral marítimo adyacente a Península Valdés y según el especialista, los datos obtenidos en el vuelo del último viernes son positivos.

Vale destacar que si bien ya hay algunas crías, el punto máximo de nacimientos se da históricamente entre Agosto y Septiembre. Dos de estas son albinas y Crespo aseguró que es común esto ya que con el tiempo van obteniendo algunas manchas negras.