Una recreación de un carro romano acompañó la procesión terrestre del Vía Crucis partiendo desde la Parroquia Sagrado de Jesús.