Este viernes se vivió otra jornada con mucho con calor con una máxima de 32 grados.

A pesar de ser un día laboral, en la playa de Madryn se vio mucha gente que eligió refrescarse en el golfo y disfrutar de una tarde espectacular.

Además acompañó la temperatura elevada, hubo una brisa ideal para pasar unas horas solo, con la familia y/o amigos. Con mate o con tereré lo importante de este viernes fue estar en la costa.

En tanto para este fin de semana se espera que llegue más turismo interno y que las temperaturas sigan acompañando un verano que ha comenzado mejor de lo esperado.

Para el sábado: 28 la máxima y 15 la mínima

Para el domingo: 31 la máxima y 14 la mínima