En el mediodía del jueves los trabajadores del Hospital Ísola afiliados a ATE definieron en asamblea continuar con la medida de fuerza comenzada esta semana.   

El paro se extenderá desde la primera hora del miércoles 22 y hasta el viernes 24 aunque desde el martes estarán en asamblea.

El reclamo es por incumplimientos de los acuerdos paritarios ya firmados, la falta de convocatoria a una nueva paritaria, además de recortes salariales al personal que realiza tareas de campo en barrios periféricos.