El presidente del Consejo de Administración de la cooperativa, Hernán Álvarez, mantendrá reuniones de mediación con la mayorista eléctrica, ante la posibilidad de embargos de cuentas bancarias o disminución de la energía que llega a Madryn.

Por LA17, Álvarez reveló que en diciembre ya hubo una baja de tensión por parte de CAMESSA.

El lunes próximo habrá una audiencia de mediación en Buenos Aires.

De no alcanzar algún acuerdo, SERVICOOP podría sufrir el embargo de sus cuentas o que CAMESSA baje la tensión que llega a la ciudad.

La factura mensual de la electricidad que consume Madryn, ya alcanza los 50 millones de pesos.

 

Por otra parte Alvarez advirtió que el proyecto de pago a CAMESSA desde el Gobierno Provincial es inviable para las cooperativas.

Deberían pagarle en cuotas a Provincia con intereses de hasta el 40 por ciento anual.

Piden algún subsidio como al transporte público luego de la quita desde Nación.

 

Por último Álvarez aclaró que el número de enganchados y la masa salarial, no son determinantes de los gastos de la cooperativa.

De los 150 millones de pesos de costos fijos, 25 millones corresponden a sueldos dijo Álvarez.

El resto son pago a CAMESSA e impuestos.