El Intendente de Madryn, cumplidos los trámites legales y administrativos que tenía que hacer la empresa, entregó una habilitación provisoria «para resguardar las fuentes de trabajo”.

“Lo que hicimos fue esperar a que se cumplan los pasos correspondientes de la empresa, y una vez ingresado el pedido al Concejo Deliberante, hoy entregamos una habilitación provisoria. Más que nada para resguardar los puestos de trabajo de 120 empleados. Son 120 familias, y si bien el conflicto es privado, el Municipio intercedió con este documento para que no detengan su marcha o estén parados”, dijo Sastre.

Los apoderados de las firmas PESCARTS S.A. y FOOD ARTS S.A. solicitaron al Concejo Deliberante Ia excepción que permita al Departamento Ejecutivo de Ia Municipalidad de Puerto Madryn otorgar Ia habilitación comercial a Food Arts S.A. por el término de ocho meses.

Claro que para obtener Ia habilitación comercial el solicitante de Ia misma debía acreditar Ia titularidad del inmueble en el que se desarrolla Ia actividad mediante documentación fehaciente. En caso de no ser titular, debe presentar el contrato correspondiente, el que debe contar con el destino y plazos con firmas certificadas por escribano público y de corresponder con el sellado de La Dirección General de Rentas de Ia Provincia.

Además la Carta Orgánica Municipal establece que Ia Municipalidad de Puerto Madryn garantiza el ejercicio del derecho a un empleo digno.

La entrega de la documentación se hizo principalmente “con el objeto de mantener los puestos de trabajo de los empleados de Ia empresa Food Arts S.A, porque así podremos evitar cualquier tipo de conflicto, y sobre todo mantener la paz social en la ciudad”, dijo el Intendente.