Ante las crecientes denuncias de estafas bajo distintas modalidades, el Banco del Chubut recuerda a sus clientes que existen medidas de prevención para evitar ser víctimas de este tipo de delitos.

En el último tiempo los engaños con los que se logra manipular la seguridad de nuestros clientes fueron mediante llamados telefónicos o correos electrónicos argumentando distintas situaciones: llamados supuestamente desde la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES); llamados urgentes simulando una situación de accidente por parte de un familiar; presunta deuda de un plan de pago de vehículos o la promesa de un premio en sumas de dinero.

Vulneran la seguridad del cliente

En todos los casos lo que se logra es vulnerar la seguridad del cliente mediante la promesa de un beneficio, para el cual previamente se les exige realizar una transferencia o pedir datos confidenciales.

Por otra parte el Jefe del Área de Investigación de la Policía del Chubut, Adrián Muñoz también advierte este tipo de modalidad de estafa el cual parece ser de una banda de la provincia de Córdoba la cual ya estafo a pobladores del interior de la provincia en mas de 400 mil pesos

Preservar la información personal y financiera

Ante estos casos es importante tener en cuenta que es elemental preservar la información personal y financiera para evitar ser víctimas de posibles estafas, por lo que se recuerdan las siguientes claves de seguridad:

  • El Banco del Chubut no está realizando promociones telefónicas para compras de vehículos ni para ningún otro tipo de préstamo promocional, por lo que en caso de recibir mensajes de ese estilo, serán apócrifos.
  • Por otro lado, se recuerda que las claves de acceso tanto de cajeros como de homebanking son personales, por lo que no se debe permitir que otras personas las conozcan.
  • Asimismo deben tener en cuenta que el Banco nunca pedirá datos confidenciales ni claves a sus clientes, por lo que se recomienda jamás proporcionarlos en ninguna modalidad de comunicación.
  • De la misma manera, se recomienda no solicitar ayuda a terceras personas desconocidas para efectuar transacciones en cajeros automáticos o homebanking ni realizar operaciones con instrucciones de una llamada procedente de comunicaciones que, como se indicó anteriormente, no son de la entidad crediticia.

Por último,  se debe tener presente que las operaciones realizadas por el cliente son de su exclusiva responsabilidad, como así también aquellas  efectuadas por un tercero al que le haya permitido el acceso a sus datos de seguridad.