En la madrugada del sábado 21 de marzo fueron detenidas 10 personas por desobedecer la cuarentena obligatoria y resistirse a las recomendaciones policiales.

Según informó la Unidad Regional de Policía, a las 00.26 y por llamados de vecinos,  debieron intervenir en una vivienda de Vito Roca al 1200 ya que un grupo de jóvenes se encontraban ingiriendo alcohol y con música a alto volumen.

Los agentes policiales fueron increpados por otros vecinos en defensa de los jóvenes al informarles de las restricciones obligatorias. Finalmente fueron Baltasar Villarroel, de 23.

Una hora más tarde, 1.30 de la madrugada del sábado, policías debieron intervenir en Periodistas CHubutenses y Rivadavia.

La Central de Monitoreo por Cámaras alertó sobre un vehículo ocupado por dos hombres y al parecer tomando alcohol.

Fueron alertados y llevados a la seccional los jóvenes Nicolás Acosta, de 21 años y Pablo Oliva, de 22.

A las 2:20 la Policía interviene en calles Verdeal y Rivadavia, por el incendio de un VW Pointer, y en el momento ven escapar a dos adolescentes.

Resultaron ser dos menores de 15 y 17 años, que por disposición de la Justicia, fueron derivados al COSE.

Los últimos detenidos de la madrugada, a las 5.35,  fueron dos hombres, también por desobedecer las restricciones por cuarentena. Según la identificación policial, se trata de Manual Juan Carlos Mayón, de 25 años, y Carlos Oscar Armella, de 36, quienes circulaban en auto y fueron detenidos en un control en Ruperto Gimenez y Alem.

No pudieron justificar el motivo de estar en la vía pública.

Se procede a su aprehensión y traslado a sede policial, y el auto quedó retenido por carecer de seguro obligatorio.