Horacio Puigdomenech, presidente del Consejo Profesional de Ciencias Geológicas de San Juan,

“Este documento ha sido ampliamente refutado con solvencia aportando datos, que son la base de la ciencia, por diversos actores autónomos, expertos, científicos, profesionales y académicos”, manifestó.

El geólogo Horacio Puigdomenech, presidente del Consejo Profesional de Ciencias Geológicas de San Juan y docente titular en las cátedras universitarias de Yacimientos Minerales, Economía de los Recursos Minerales y Prospección Geoquímica, rechazó, por no contar con rigor científico, consideraciones sobre la zonificación minera en la Meseta del Chubut realizadas por una “Mesa de Coordinación Técnica sobre Zonificación Minera CCT CONICET-CENPAT”.

El geólogo afirmó que “este documento ha sido ampliamente refutado con solvencia aportando datos, que son la base de la ciencia, por diversos actores autónomos, expertos, científicos, profesionales y académicos”.

Puigdomenech cuenta con amplios antecedentes en materia académica, tanto en la Universidad Nacional de San Juan como en la Universidad Nacional de Río Cuarto, entre otras instituciones. También tiene una relevante producción científica, con trabajos publicados en diferentes revistas especializadas, además de haberse desempeñado, en el ámbito privado, en varios proyectos mineros, en funciones directivas y como consultor, tanto en San Juan como en La Rioja, entre otras provincias.

Calidad y verdad

Ante ello, indicó que “el conocimiento maliciosamente comunicado es el peor aliado del desarrollo (o de cualquier cosa) y por eso hay que ser implacables con el tema de las evidencias y la calidad y consistencia de los procedimientos con los que se juzga la conveniencia de algo”.

“Un académico o un científico deben tener un solo compromiso que es con la verdad entendiendo como verdad científica a todo aquello que concuerda con los hechos”, dijo. Y finalizó: “Nada de esto se desprende del documento de la Mesa, más se parece a un activismo interesado, como dice Brigitte Baptiste en su artículo ‘Ciencia prefabricada’ de 2018, que a un conjunto de aportes positivos basados en evidencias y razonamiento científico”.