ESPAÑA BUSCA REDUCIR LA JORNADA LABORAL. ¿QUÉ PASA EN AMÉRICA?

La propuesta busca ganar tiempo libre de calidad para los trabajadores y permitirles pasar más tiempo con sus familias o descansar.

Actualidad 25 de junio de 2023 Christian Devia Christian Devia
OIT recomienda reducción de jornada laboral
OIT recomienda reducción de jornada laboral

La vicepresidenta del Gobierno español y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha propuesto iniciar el proceso de reducción de la semana laboral hasta 32 horas sin bajar los salarios.

Según Díaz, se establecerá por ley una jornada laboral máxima de 37 horas y media en el próximo año, y se seguirá reduciendo progresivamente hasta llegar a las 32 horas semanales.

El proyecto de ley podría ser promulgado a partir de 2024. Además, Díaz también ha propuesto que el impuesto a las grandes fortunas sea permanente en lugar de temporal.

En los últimos días, la funcionaria nacional y aliada de Pedro Sánchez también propuso que el impuesto a las grandes fortunas sea permanente y no temporal.

La reducción de las jornadas laborales es un impulso desde hace décadas, de la Organización Mundial del Trabajo, y varios países ya han avanzado en modificaciones a sus leyes laborales.

La iniciativa busca romper el piso de 40 horas semanales de trabajo.

En América Latina, y de acuerdo con datos de la OIT, hasta la década pasada dos países de la región, Ecuador y Venezuela, sostenían legalmente la jornada laboral límite de 40 horas, mientras que, Chile, Brasil, El Salvador, Guatemala y República Dominicana estaban en el rango entre 42 y 45 horas.

En abril de 2023, Chile comenzó con la reducción de horas trabajados y varios países buscan seguir su camino.

Según las normas nacionales, el máximo de horas semanales que se permite trabajar es de 48 en Brasil y Venezuela; y en Argentina, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay está entre 49 y 59 horas.

En Bolivia, Colombia, Costa Rica, Guatemala y Honduras el tope es de 60 o más horas, y en El Salvador y Perú simplemente no hay límite.

Fuente: La Vanguardia. Blomberg en línea

   

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter de #LA17