OLVIDATE DEL CONDUCTOR DESIGNADO, LLEGA EL VINO SIN ALCOHOL

Mientras que la industria cervecera ha abrazado las opciones sin alcohol, la vitivinicultura comienza a experimentar tímidamente con esta tendencia.

Actualidad 29 de junio de 2024 REDACCIÓN REDACCIÓN
Vino
El Vino Sin Alcohol: La Nueva Tendencia que Divide a los Enófilos.

La industria de las bebidas ha experimentado una transformación significativa en los últimos años, impulsada por una creciente demanda de opciones sin alcohol o con baja graduación alcohólica. Aunque este fenómeno ha tenido un éxito notable en la industria cervecera, el mundo del vino también comienza a explorar esta tendencia, aunque de manera más cautelosa.

Este año, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) aprobó la producción de vino sin alcohol en Argentina, y ya se ofrecen tours en Mendoza dedicados a estas bebidas para abstemios. Sin embargo, la adaptación del vino a esta tendencia no ha sido sin desafíos ni controversias.

El Proceso de Desalcoholización

De acuerdo con el Código Alimentario Argentino (CAA), el vino se define como la bebida obtenida de la fermentación alcohólica de uvas frescas o mosto de uva. El vino sin alcohol sigue este proceso tradicional, pero el alcohol es eliminado posteriormente.

La desalcoholización puede llevarse a cabo mediante varios métodos, entre los cuales se destaca la ósmosis inversa. Este método separa los componentes del vino según su tamaño molecular a través de membranas que permiten el paso del agua y el alcohol, mientras retienen los otros elementos. El proceso se repite hasta obtener un concentrado de vino al que se le añade agua para recomponer el producto final.

Vinos Sin Alcohol

Desafíos y Expectativas

Los métodos de desalcoholización, aunque efectivos, pueden alterar las propiedades organolépticas del vino, afectando su sabor y aroma. Estos cambios resultan en un producto diferente al vino tradicional, lo cual ha generado escepticismo entre los puristas del vino.

Para minimizar estos efectos, las uvas se vendimian de manera temprana para conseguir una graduación natural limitada. El gran desafío es eliminar el alcohol sin que el vino pierda su esencia en términos de aroma y textura, una tarea compleja que la industria sigue perfeccionando.

La introducción del vino sin alcohol ha generado debates apasionados entre los enófilos. Mientras algunos ven en esta tendencia una oportunidad para disfrutar del vino sin los efectos del alcohol, otros la consideran una desviación inaceptable de la tradición vinícola.

Andrés González, un sommelier de renombre, comentó: "El vino sin alcohol tiene su lugar en el mercado, especialmente para aquellos que no pueden o no quieren consumir alcohol. Sin embargo, los puristas del vino pueden encontrar que estos productos no alcanzan la complejidad y el carácter del vino tradicional."

El Futuro del Vino Sin Alcohol

A medida que la industria continúa explorando y perfeccionando los métodos de desalcoholización, es probable que el vino sin alcohol gane aceptación y popularidad. La clave estará en equilibrar la innovación con la tradición, ofreciendo productos que respeten la esencia del vino mientras se adaptan a las nuevas preferencias de los consumidores.

Cerezas de chubut NUEVAS INVERSIONES PARA CHUBUT LUEGO DE LA GIRA POR ITALIA

En definitiva, el vino sin alcohol promete ser una tendencia interesante a seguir, desafiando las convenciones y ofreciendo nuevas posibilidades en el mundo de la vitivinicultura. Mientras tanto, la discusión entre los amantes del vino está lejos de terminar.

   

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter de #LA17