Un hombre que, amenazaba con quitase la vida, concluyó con amenazas a los policías y un raid huyendo por las calles de la ciudad.

Un llamado telefónico al centro de monitoreo advierte que, en el acceso a playa Paraná habría una persona con deseos de quitarse la vida. Una vez en el lugar, se constata la presencia una persona en estado ebriedad en el interior de un Peugeot 206.

Los agentes policiales intentan dialogar con este sujeto, pero exhibe un cuchillo de unos 30 cm de largo y les advierte que si no se retira el personal policial se quitaría la vida. Al continuar con el dialogo con el mismo y en virtud de su estado, es que nuevamente se acerca el personal policial al rodado en cuestión solicitando al mismo que descendiera.

Sin embargo, la cosa cambió. Tras el intento para que desista de sus intensiones de ultimarse, desde dentro del vehículo exhibe un arma de fuego, apuntando hacia los uniformados, al grito de “los voy a matar”.

Al retroceder los uniformados éste enciende el motor, acelera su marcha y emprende huida del lugar, tomando calle Hansen en sentido Oeste. El uso de balizas y sirenas no lograron impedir que se detenga. Sino que, por el contrario acelera a velocidad excesiva poniendo en riesgo la vida de transeúntes.

Se solicita colaboración a las demás dependencias, y en conjunto, se realizó un operativo tipo cerrojo, es que personal de Infantería, proceden a la aprehensión del sujeto en Villarino y Piedrabuena.

Vecinos del lugar registraron en video el momento de la detención.