RICARDO SASTRE
Ricardo Sastre - foto ilustrativa

El vicegobernador Ricardo Sastre se refirió al reperfilamiento de la deuda, y sostuvo que es necesario un achique del déficit, de lo contrario «dentro de un año vamos a estar hablando de que debemos una suma muy importante de dinero». Habló de los reclamos de estatales, la minería y la seguridad, entre otros temas, y expresó:  «A mi me hubiese gustado tener una mayor injerencia en el gabinete provincial, y lamentablemente no la tengo».

Ricardo Sastre se mostró crítico con decisiones que se tomaron en los últimos tiempos en el Ejecutivo Provincial, pero dijo tener respeto por la figura del gobernador Mariano Arcioni. «Es la persona que la gente eligió para gobernar» afirmó.

Sobre el discutido proyecto oficial para reestructurar la deuda provincial que el Ejecutivo presentó en la Legislatura, donde hasta el momento no puede avanzar, Sastre consideró que el reperfilamiento de la deuda por sí sola no alcanza para solucionar el problema. Dijo que a ello debe acompañarse con un plan para achicar el déficit y otro plan de producción que garantice el desarrollo de la provincia.

En declaraciones a diario Crónica de Comodoro Rivadavia, el vicegobernador negó que fuera un inconveniente «patear» la deuda para que recién se retome su pago en 2023.

«Si nosotros hoy tuviéramos un plan que nos garantice que posponiendo la deuda o renegociándola pudiéramos acomodar los números y salir adelante, esto no sería un problema a futuro. El tema es el siguiente ¿Qué nos garantiza que vamos a salir adelante si no hay un achicamiento del déficit antes de 2023?».

Sastre consideró que el reperfilamiento «es algo necesario», pero afirmó que «es un grado de responsabilidad muy grande para los diputados. Es un tema de discusión permanente. Si congelamos la deuda y la ponemos en una cajita sin acompañar esto de un plan que achique el déficit, dentro de un año vamos a estar hablando de que debemos una suma muy importante de dinero, a 2.300 millones de déficit que tenemos mensualmente. A la vez -agregó- hay que plantear un plan de producción».

Y añadió: «No podemos permitir que la provincia siga endeudándose sin encontrar una solución a corto, mediano o largo plazo. Quienes están a cargo de los distintos estamentos provinciales o ministeriales, principalmente el sector de producción, tienen que saber cuáles son las próximas herramientas como para generar mayores dividendos para la provincia».

Una de las preguntas que muchos se hacen es sobre los recursos que ingresaron a la provincia producto de los endeudamientos de años anteriores, como por ejemplo el de 650 millones de dólares que tomó el entonces gobernador Mario Das Neves.

«En Puerto Madryn hicimos muchas obras» remarcó Sastre, y afirmó que «en algún momento la Cámara de Diputados aprobó que los fondos fueras usados para gastos corrientes, pero nosotros usamos un alto porcentaje para obras públicas» remarcó el vicegobernador.

Sobre lo que pasará en la Legislatura con respecto al proyecto de refinanciación de la deuda que elevó el Ejecutivo, y en el que los diputados tendrán un rol clave, el titular de la Cámara legislativo hizo hincapié en la necesidad de encontrar un importante acompañamiento con el proyecto, teniendo en cuenta lo significativa que será la ley.

«Sacar esta ley con una mayoría de catorce votos habiendo veintisiete diputados, sería dividir mucho las posturas. En este tipo de proyectos debe haber un convencimiento bastante importante; necesitamos el acompañamiento de la mayoría de los diputados» consideró.

Ricardo Sastre también se refirió al Plan Productivo y de Desarrollo del Chubut que el gobernador Arcioni presentó días atrás a los ministros del Interior, Wado de Petro y de Producción, Matías Kulfas. Si bien dijo celebrar dicha presentación, el vicegobernador también expresó su molestia. «Me hubiera gustado también que se lo presente a nuestros diputados, porque son quienes deben tomar decisiones en base al reperfilamiento y refinanciación de la deuda. Es justamente lo que están pidiendo, ver la manera de cómo achicar el déficit y qué plan productivo tenemos como para poder acompañar este reperfilamiento» afirmó Sastre.

Conflicto de estatales

En otro orden Ricardo Sastre también se refirió al conflicto con los empleados estatales por el cada vez más abultado atraso salarial, y dijo que debido a este problema «se terminan desordenando muchos hogares».

Al respecto, Sastre dijo que «los estatales tienen razón con su reclamo. A mí hoy me toca ser vicegobernador, presido el Poder Legislativo y no tengo injerencia en el .Poder Ejecutivo. Hay un motivo por el cual los trabajadores están protestando. Creo que hay una animosidad entre el empleador y los empleados. Yo fui intendente de Puerto Madryn y tuve serios inconvenientes en los primeros años de gestión, tuve atrasos salariales, pero nunca me atrasé más de diez o quince días» recordó.

Y agregó: «Imaginemos ahora cómo están aquellas personas que hace dos meses no cobran sus sueldos y no cobraron ni siquiera el aguinaldo, tampoco le dan una fecha estimada de cuándo pueden llegar a percibirlo» cuestionó.

Sobre el mismo tema, Sastre reconoció que «en el último tiempo se han acomodado mucho los salarios y no ha quedado gente afuera». Sin embargo, el vicegobernador insistió en que «la gente pretende cobrar. Viven de eso, y la verdad es que con esta situación en definitiva lo que sucede es que se terminan desordenando muchos hogares» sostuvo.

La relación con el gobernador

En otra parte de la entrevista con el medio comodorense, el vicegobernador Sastre fue muy crítico por algunas cosas que sucedieron en el seno del Gobierno provincial. Reconoció que la relación con el gobernador no es buena.

«Yo a veces digo las cosas como las siento, como son, y a veces suena feo. Queda mal simular algo que no es. ¿Vamos a decir que las cosas están bien? ¿que todo está bárbaro? No, la realidad es que las cosas no están bien» admitió.

Consideró que «hay falta de diálogo, de contenido». Y sostuvo que «los proyectos políticos cuando se conforman para ganar una elección, como ha sido el caso nuestro, después requieren que lo pactado se cumpla. A mi me hubiese gustado tener una mayor injerencia en el gabinete provincial, y lamentablemente no la tengo» señaló.

De todos modos, aclaró que «esto lo respeto, pero las cosas me gustaría hablarlas como son. Eso no quita que institucionalmente yo no vaya a respetar mis tareas y todo lo que me compete». Y en esa línea recordó que la Legislatura ha tratado todos los proyectos que el Ejecutivo elevó.

Para finalizar con este tema, Ricardo Sastre reiteró que «es importante que los acuerdos políticos se cumplan, porque en base a eso se construye la confianza que es lo que por ahí se va perdiendo». Y agregó: «La relación con el gobernador no está rota, nosotros en lo institucional vamos a respetar la tarea de cada uno. Lo que sí creo es que a veces cuando la convivencia es mejor es mucho más llevadero todo».

Minería sí Minería no

A continuación, el segundo al frente de la gobernación de la provincia se refirió a uno de los temas que más debate ha generado en el último tiempo: la minería. Son muchos los sectores que se muestran reacios a la iniciativa y remarcan, sobre todas las cosas, el impacto ambiental que tendría esto en Chubut, además del escaso rédito económico para la provincia. A la vez, hay quienes creen que lo que hace falta es un debate serio al respecto. Ricardo Sastre es una de estas personas.

«Yo creo que a la minería lo que le ha faltado es un debate amplio, algo que no se ha dado en la provincia. Se genera una situación que plantea incertidumbre y dudas. Estos son rubros que generan muchos puestos de trabajo, no hay ninguna duda de eso. Lo que tenemos que pensar es si ahora es el momento de hablar de minería o no, teniendo en cuenta la situación que estamos atravesando.

Hoy estamos en desventaja, estamos negociando en una situación de crisis económica y financiera muy difícil. Creo que, más allá de esto, hay una gran duda que tenemos todos, si hay o no contaminación. Hay que llevarle tranquilidad a la gente y que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones».

Seguridad y Massoni

Otro de los temas de los que habló Ricardo Sastre fue el de la seguridad, y en particular del accionar bastante polémico del ministro del área, Federico Massoni, sobre quien pesa una denuncia y pedido de juicio político por mal desempeño, incumplimiento de deberes, entre otras. Al respecto, el vicegobernador consideró que «las cosas hay que probarse, hay que ver qué veracidad y certezas has» sobre las denuncias.

Dijo Sastre que Seguridad «es un área que no ha funcionado mal, pero sí han existido polémicas y discusiones sobre excesos que se pueden haber cometido». Pero dijo que «para esto está la justicia y hay que remitirse a las pruebas».

De todos modos, el presidente de la Legislatura sostuvo que el «haber generado un área que antes estaba en la órbita del Ministerio de Gobierno no significa darle potestades a una persona para que haga lo que quiera, simplemente para tener un mayor protagonismo o independencia. Hay que trabajar de acuerdo con las necesidades que pueda tener una comunidad. No hay que dar libertad para que cada uno haga lo que quiera» afirmó.

Cooperativas

En otro tramo de sus declaraciones, Sastre recordó que en Puerto Madryn «históricamente nosotros hemos tenido un grave con el sistema cooperativo», al ser consultado por el conflicto suscitado en el seno de la Federación de Cooperativas del Chubut, de la que renunciaron tres entidades importantes de la provincia por diferencias con la conducción del organismo provincial.

En ese aspecto, el vicegobernador fue muy crítico con la dirigencia. «El sistema no es malo, el problema son los dirigentes que a veces no están a la altura para manejar instituciones de estas características».

Y en ese caso recordó que «Puerto Madryn fue en su momento un ejemplo de buen manejo, hasta doce meses atrás, cuando asumió la actual conducción y se endeudó por 1.300 millones con CAMMESA». Y en ese sentido reiteró que «no pasa por la Federación de Cooperativas o las cooperativas en sí, pasa por las personas» finalizó.

 

Fuente Diario Crónica