glinski psa

La donación de plasma se destina a pacientes que estén cursando COVID-19, y apunta a aumentar las  posibilidades de recuperación de la enfermedad.

Oficiales de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), acompañados por funcionarios nacionales y provinciales, concurrieron esta mañana al Hospital de El Cruce “Presidente Néstor Kirchner”, ubicado en Florencio Varela, donde ingresaron al protocolo de donación de plasma para el tratamiento de pacientes que cursan la enfermedad.

Estos efectivos se sumaron a otra tanda que donó plasma en el mismo centro de salud nacional hace un mes, totalizando ya 13 los agentes de esa fuerza que lo hicieron.

“Estamos orgullosos de los hombres y las mujeres de la PSA, trabajadores esenciales del Estado que desde un principio estuvieron en el frente, literalmente con el cuerpo, recibiendo el virus que venía de otros países. Entendieron que como fueron los primeros agentes públicos en enfrentar físicamente al virus en los aeropuertos internacionales, también debían ser los primeros en ofrecer su vocación de servicio para el cuidado de quienes más lo están necesitando”, señaló el director nacional de la PSA; José Glinski.

El director explicó que hace un mes tuvimos la iniciativa de parte de un oficial que se acercó a la dirección y propuso que aquellos efectivos que habían transitado la enfermedad y se habían recuperado podían ser donantes. “En ese momento, aún la donación era una iniciativa incipiente”, contó. Y agregó: “Institucionalmente nos pareció correcto promover que los hombres y mujeres de la fuerza pudieran acercarse a los hospitales públicos del país, principalmente en la provincia de Buenos Aires que fue pionera en materia de donación de plasma para tratamientos de pacientes que transitan el virus”.

Entre marzo y junio, unos 55 agentes de la PSA se enfermaron de coronavirus, en su mayoría en las ciudades de Buenos Aires, Bariloche, en la provincia patagónica de Río Negro, y en Ushuaia, Tierra del Fuego.

Acompañaron también a los policías el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson y el director nacional de Establecimientos Asistenciales, Carlos Devani.