Las empresas pesqueras con plantas de procesamiento en Comodoro Rivadavia formalizaron un planteo ante el secretario de Trabajo de Chubut, Andrés Meiszer, a quien le solicitaron que «no homologue» el acuerdo celebrado entre la CAPIP y el STIA a través del cual se pautó el pago del bono de cinco mil pesos para los empleados de las plantas.

Se trata del anticipo a cuenta de futuros aumentos, que dictó Mauricio Macri a través de un DNU, para todo el sector privado.

Los comodorenses aducen que no están en condiciones de desembolsar ese pago a sus trabajadores y piden una prórroga del al menos noventa días.

Fuente: Revista Puerto