La imputación es como «partícipes primarios» en la maniobra defraudatoria contra el Estado provincial, y que rondaría los 13 millones de pesos.

La acusación vino por parte de los fiscales de la Unidad Anticorrupción, Omar Rodríguez y Alex Williams, durante la audiencia de ampliación de la investigación realizada el miércoles en Rawson.

Los fiscales consideran que hubo abultados sobreprecios en la compra de colchones, ropa de cama, agua mineral y demás insumos, a través de comercios, algunos de los cuales no tenían una estructura que pudiera proveer grandes cantidades.

Además hubo presentación de facturas «truchas» y retorno de coimas a funcionarios de la Unidad Gobernador, Correa y Luters (ambos detenidos por los casos Embrujo y Revelación), para liberar los pagos desde el Estado Provincial.

Se trata de los empresarios Franco Finiguerra, Bruno Taurelli Chiribao y Cecilia Sofía Sadaba, quienes estuvieron en la audiencia. Y los ausentes Marta Andrea Fracasso, Guillermo Williams y Adrián César Hughes. 

LOS DETALLES DE LA ACUSACIÓN

BLANQUERIA MATICES: según los fiscales la defraudación alcanzaría los $2.911.845.
Se detectaron facturas apócrifas por la compra de colchones, mantas, botas de agua, capas de agua y toallas, entre otros elementos.

LA AGRICOLA S.R.L.: la defraudación alcanzaría los $3.141.258 y habría incompatibilidades en las facturas de los supuestos proveedores. Además en algunos casos los fiscales habrían constatado sobreprecios de hasta un 200 por ciento. También aparece la empresa en los listados de Diego Luters con un «retorno directo» a Diego Correa por $250 mil, «con fecha 3 de agosto de 2017, el cual figura como entregado en la propia casa del ex subsecretario, Diego Correa».

MALL DON BOSCO: quedó imputado su titular por una supuesta defraudación de $6.814.530. Según la acusación fiscal: «De la documental aportada surge que compró durante el lapso señalado 17 colchones de características idénticas a las supuestamente entregadas al Estado Provincial, cuando de los expedientes administrativos analizados surge que le vendió al Estado en el marco de la emergencia, 1.800 colchones de esas características».
El empresario también aparecería en los listados de Luters con un «retorno» a funcionarios del gabinete proivincial de ese momento, por $1.220.000».

THOR S.R.L: la defraudación contra el Estado alcanzó a $ 1.200.000.
Los fiscales consideran que durante la emergencia climática en Comodoro habría vendido 800 colchones al Estado Provincial aunque sólo se constató la entrega de 40.

El fiscal Omar Rodríguez expresó que en las planillas Exel de Luters aparece la empresa Thor abonando el 8 de agosto de 2017, «retornos» por $ 210.000. Ese mismo día el dueño de la empresa retiró por ventanilla del Banco del Chubut la suma de $ 200.000».

KIOSCO EMANUEL: fue contratado para proveer 1.500 botellas de agua. Las compró a un mayorista por $19.985 y luego las vendió al Estado Provincial por $57.000.