Fue rechazada a realizar música patagónico. 

La Séptima Luna fue distinta, el viento patagónico llegó con su música, a Córdoba, a pesar de algunos impedimentos.El artísta chubutense Yoel Hernández le dedicó su actuación a Florencia Rupayán, discriminada en una peña por hacer música patagónica.

Según dijo la cantante de Cármen de Patagones en Lu17, durante el festival fue a una de las tantas peñas que abrieron en Cosquín y el programador de la grilla le pregunto, ¿qué folclore cantaría, a lo que le contestó que hacia algunas zambas y una que otra chacarera pero a grandes rasgos cantaba música patagónica.

Fue así que recibió una respuesta que la dejó atónita: “Bueno, te programo pero no malgastes el espacio que te damos, no hagas música patagónica, hace música que levante, bailable”.

Luego del trago amargo por el que pasó la artista del sur de Buenos Aires, y que defiende la música de la Patagonia destacó el accionar de la  Comisión del festival de Cosquín Aquí Cosquín por solidarizarse con lo que le ocurrió, resaltando que aquella peña nada tiene que ver con el festival mayor.