Inspectores municipales controlarán con decibelímetro el volumen y se aplicarán las multas por ruidos molestos, en base a la ordenanza vigente.

El uso de los parlantes portátiles a volumen alto es una queja reiterada de este verano.

Lo explicó el Subsecretario de Prevención y Protección Ciudadana, Luis Báez.

EL uso de los parlantes portátiles están contemplados en la ordenanza por ruidos molestos al igual que los escapes libres de motos.

 

Respecto a los decibelímetros, Luis Báez aclaró que son homologados y sirven como prueba legal al momento de labrar las infracciones.