SENDEROS CON CAJONES DE LA PESCA

Cajones que se recogieron en las costas de la provincia el último año se convirtieron en senderos entablonados del Área Natural Protegida. Durante la emergencia sanitaria, están siendo colocados por los guardafaunas.

El Ministro de Turismo y Áreas Protegidas, que encabeza Néstor García, está realizando una serie de refacciones y mejoras en los senderos del Área Natural Protegida Punta Tombo, la mayor reserva continental de pingüinos patagónicos del mundo. Los trabajos se están ejecutando por el cuerpo de guardafaunas durante la emergencia sanitaria, e incluyen senderos confeccionados con cajones de pesca reciclados, que fueron recogidos de las costas de la provincia el último año.

Las tareas, a cargo de la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas que conduce Sergio Casin, incluyen 60 metros nuevos de sendero entablonado, donde se utilizaron los cajones de pesca reciclados.

“Para las estructuras inferiores se está utilizando material reciclado, recuperado de las costas de la provincia. Los cajones rotos que hemos recogido en diferentes campañas de limpieza, desde Península Valdés hasta Punta Tombo, fueron reciclados por una empresa local y ahora son parte de los senderos donde van a caminar los visitantes cuando se pueda abrir el Área Natural Protegida (ANP). El objetivo es que el recorrido completo de Punta Tombo tenga senderos con barandas”, expresó Garcia.

Sólo en Península Valdés se recogieron más de 4.000 cajones de pesca desechados por barcos, entre otros cientos de kilos de residuos de la industria pesquera. Turismo acordó con una empresa local el reciclado de los cajones para generar materiales que fueran útiles para el Sistema Provincial de Áreas Protegidas, que integran un total de 18 ANP.