Incendios forestales

Menos lluvias, altas temperaturas y vientos intensos podrían afectar las condiciones en la Patagonia por lo cual alertan por posibles incendios en grandes extensiones.

Según el mapa de riesgo climático entregado por ministerio de Seguridad a las provincias, este verano se prevén graves incendios forestales en las provincias del sur. Además se proyectan fuertes tormentas en el noreste y norte del país, lo que conllevará deslizamientos y aludes. Los incendios podrían afectar desde el sur de Neuquén hasta el norte de Santa Cruz.

El instrumento elaborado con datos aportados por el Servicio Meteorológico Nacional, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), y el Instituto Nacional del Agua, entre otros organismos, fue entregado a las provincias para que se elaboren las previsiones y se puedan coordinar las ayudas con el gobierno nacional.

Incendio en Corcovado

El Mapa de Riesgos Climáticos es un conjunto de previsiones de emergencias o catástrofes que pueden llegar ocurrir en cada región del país hasta marzo del 2018. Tiene como eje central los incendios forestales que afectarán el sur argentino, en especial la zona del bosque andino patagónico.

“Tendremos una temporada estival complicada y uno de los grandes problemas serán los incendios forestales ya que de acuerdo a nuestras previsiones entre diciembre y marzo se darán una serie de condiciones para que se desarrollen”, dijo Emilio Renda, secretario de Protección Civil de la Nación.

En este punto Renda aseguró que en los bosques andino-patagónicos “habrá un 50% menos lluvias que lo que hay en la zona habitualmente y se incrementará en cinco grados la temperatura media, lo cual es mucho para la región”.

“Todo esto se verá agravado por la predominancia de vientos del oeste que baja la humedad, mientras que habrá matorrales bajos ya que venimos de un invierno con bastantes nevadas, lo que será un fácil combustible para las llamas”, destacó el funcionario.

El panorama de graves incendios abarca desde la provincia de Neuquén hacia el sur, con la inclusión de todo el norte de Santa Cruz.

Pero también los incendios se volverán a repetir en todo lo que es el sur de La Pampa, norte de Río Negro y sur de la provincia de Buenos Aires, la misma zona que fue afectada a principios de este año, con miles de hectáreas arrasadas por el fuego.