A través de un documento publicado en los últimos días consideran que las armas de electroshock deben ser usadas por personal capacitado. Temen que puedan ser usados como elementos de tortura.

Lo explica a LU17.com el Defensor General de la Provincia, Sebastián Daroca.

 

Daroca advirtió que hay antecedentes en Europa del uso de estas pistolas para torturar a delincuentes o detenidos por parte de las fuerzas policiales.