Fehgra trabajadores

Para conocer la situación del sector frente a las medidas de aislamiento ordenadas por el Gobierno para reducir los efectos del Covid19, la Asociación Hotelero-Gastronómica llevó adelante una encuesta entre sus asociados. La misma arrojó resultados preocupantes que revelan la grave situación que enfrenta un sector de la económica local que requiere un uso intensivo de mano de obra.

De las respuestas, manifestadas por 39 establecimientos de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly (de un universo de 58 encuestados) se puede concluir que un 25% de los socios solo podría sostenerse 15 días a puertas cerradas, el 28% aseguró que cumplido un mes de cuarentena se vería casi imposibilitado de sostener su PyME, y el 23% llegaría a soportar unos 45 días máximos.

Todo ello se comprende aún mejor si tenemos en cuenta que, aquellas PyMEs debidamente habilitadas y registradas, ya venían padeciendo antes de la pandemia, graves problemas económicos, en cuanto a sus elevados costos fijos y el aumento indiscriminado de la competencia ilegal. Fue así que en plena “batalla” por mejorar sus condiciones, debieron enfrentarse de manera sorpresiva y drástica a las consecuencias de una cuarentena obligada, que los terminó de poner en jaque.

Apelan a que el Banco del Chubut emita créditos a tasa subsidiada para el sector turístico

A partir de que el gobierno provincial informara, hace casi un mes, que otorgarían 500 millones de pesos a través del Banco del Chubut en créditos para PyMEs y comerciantes, desde la Institución se pusieron en contacto inmediatamente con autoridades locales de dicha entidad para interiorizarse sobre los mismos. Sin embargo, recién el pasado viernes 17 de abril, uno de los Gerentes de la Zona Sur del Banco del Chubut, notificó que ya estaba creada y disponible la tan esperada línea de crédito.

Las expectativas duraron muy poco debido a que el beneficio era para monotributistas o autónomos que tuvieran hasta tres empleados, cláusula que la convirtió prácticamente inviable para el sector hotelero y gastronómico según declaró Cristina Galand, presidente de la AEHGPC: “Hablar de ‘hasta tres empleados´ significaría dejar afuera a gran parte de nuestro sector. Alguna de nuestras particularidades, es la de ser una industria de generación de mano de obra intensiva” indicó.

Desde la Asociación explicaron que sus asociados son establecimientos que, por su misma naturaleza de servicio, requieren de un mínimo en promedio de cinco trabajadores, tanto para la gastronomía como para la hotelería. Las encuestas indicaron que el 48.7% tiene entre uno y siete trabajadores a cargo, seguido por el 28% que tiene de 8 a 14. Del total solo el 12 % son monotributistas, y el 87% Responsables Inscriptos. También revelaron que la caída de facturación en marzo ya mostraba estar entre un 76 al 100% de baja para casi la mitad de los encuestados.

Respecto a las prioridades de pago, todos los empresarios coincidieron en que lo último que dejarían de pagar frente a la crisis sería los sueldos de sus trabajadores, seguido por el pago a proveedores y alquileres. Esto expresa una clara intención de sostener la misma nómina de empleados, recurriendo de ser necesario a una reducción horaria, pero para ello necesita del apoyo del Estado.

“Nuestro sector no solo requiere de una gran cantidad de personal para funcionar, sino que también se los capacita constantemente para que el servicio sea de excelencia y que ellos mismos desarrollen así una carrera profesional, que en la mayoría de los casos adoptan como una forma de vida. Por eso solemos hablar siempre de la ´gran familia hotelera y gastronómica´ porque así lo sentimos y por eso estamos peleando por conservar cada uno de esos puestos laborales” agregaba Cristina Galand.

Emergencia inminente

Respecto del proyecto de Diputados que pide declarar la emergencia económica para la actividad de prestadores de servicios turísticos hasta el 31 de diciembre, desde la Asociación lo consideran oportuno siempre y cuando los tiempos legislativos y de aplicación entiendan la celeridad que la problemática requiere.

Más allá de la crisis generalizada y de la incertidumbre que todas las áreas económicas atraviesan, se sabe que la turística fue la primera en verse afectada y que será la última en recuperarse. Por eso la AEHGPC en nombre de sus representados, apela a que las medidas sean acordes, concretas y que no se aletarguen en el tiempo, para evitar mayores consecuencias.