A través de una carta dirigida al Intendente Ricardo Sastre, el dueño del lote donde se encontraba la primera casa de material de Puerto Madryn sentó su posición.

En el texto, con fecha 8 de agosto, Ricardo Garate, vecino de Trelew, advierte que «estas personas que se encuentran repudianado la utilización del bien en pos del bienestar de mi familia, nunca se han preocupado por el estado y conservación del mismo

Continúa diciendo: «No importa si con mi familia tenemos o no apremios económicos (…), sólo importa que estas personas que supuestamente se encuentran en defensa del patrimonio de la ciudad y que nunca, repito, nunca se acercaron a consultar sobre el estado ruinoso del inmueble, se encuentran «indignadas» por el destino que pretendemos darle.»

En otro párrafo, Garate aclara que a pesar de ser declarada «De Interés Histórico Municipal» nunca fue eximida del cobro de impuestos municipales, como lo estipulaba la norma.

Además aclara que realizó gestiones ante el Municipio, el Colegio de Arquitectos y el Municipio, y nunca tuvo «respuesta favorable» a sus pedidos de ayuda para preservar la Casa Derbes.

Por último resaltó que el estado en que se encontraba la casa diciendo: «Un último dato para los supuestos actores, cámaras y asociaciones que «ahora» (textual), resultan interesados , la vivienda que se demolió dista mucho de la vivienda de principios de siglo, y a lo largo de los años, ha ido sufriendo no sólo un sinnúmero de modificaciones, sino que también ampliaciones.

Finaliza la nota dirigida al Municipio: «Pero claro, como podemos pretender que lo sepan, si recién ahora les despertó el interés por Pedro Derbes (casa).»