Foto ilustrativa

La vecina de Puerto Madryn, Marisa Bauer, denunció el acoso que sufrió por parte de un auxiliar de a bordo de la empresa de transportes ANDESMAR, en un viaje que efectuó entre Comodoro Rivadavia y Trelew.

En diálogo con El Quinto Poder, por LU17, Marisa Bauer narró que, en un viaje desde Comodoro en que el colectivo iba casi vacío, con sólo seis pasajeros, un auxiliar de a bordo de la empresa, de apellido ROCHIERI, le pidió que retirara sus pertenencias del asiento contigüo y de inmediato se sentó a su lado sin pedir autorización e intentó tomarle la mano y colocó su propia mano sobre la pierna de la pasajera, sin hacer caso de sus protestas.

La señora Bauer debió ser auxiliada por un pasajero mayor, que viajaba en el asiento de adelante, y por dos jóvenes que lo hacían en el de atrás, quienes intervinieron para que el empleado de la empresa dejara en paz a la pasajera.

No conforme con esto, y según el testimonio de Marisa Bauer, el empleado comenzó a proferir insultos, palabras soeces y amenazas.

A esto se agregó un comportamiento inusitado de los choferes del ómnibus, que realizaban maniobras riesgosas en una ruta complicada por el estado del clima. Cuando fueron interrogados al respecto por el pasajero mayor, que viajaba hacia Guaymallén, éste fue tomado por el auxiliar de a bordo por la parte de atrás del suéter que vestía, que interpeló a los pasajeros preguntándoles “para que subieron en Comodoro si están desconformes”, agregando que “no tengo la obligación de servirlos”.

La señora Bauer tuvo que insistir ante los choferes para que le proporcionaran el apellido del empleado auxiliar, ya que se negaban a hacerlo, y al llegar a Trelew presentó su queja en las oficinas de la empresa ANDESMAR, donde se limitaron a ofrecerle el libro de quejas y pedirle disculpas.

Marisa Bauer confirmó ante LU17 que en el día de hoy jueves presentará una denuncia formal por medio de su abogada.