INVESTIGADORES DETECTAN MICROPLÁSTICOS EN PECES AUTÓCTONOS

Un equipo del IMBECU y Conicet descubrió microplásticos en peces del Río Mendoza y el Dique Potrerillos, revelando una preocupante contaminación.

Actualidad 03 de julio de 2024 REDACCIÓN REDACCIÓN
Peces con microplásticos
Peces con microplásticos

Un equipo de investigadores mendocinos del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo (IMBECU), junto a miembros del Conicet, ha encontrado la presencia de microplásticos en peces autóctonos de Mendoza.

Este hallazgo, sin precedentes en la región, fue documentado en ejemplares de peces del Río Mendoza y del Dique Potrerillos, incluyendo especies exóticas como los salmónidos y nativas como el bagre del torrente.

Según detalló Universidad, el portal digital de la Universidad Nacional de Cuyo, la cantidad y tipo de microplásticos hallados en estos peces coinciden con los encontrados en otras especies de peces de agua dulce en Sudamérica.

Los microplásticos llegan a los bebés a través de las mamaderasBEBÉS CONSUMEN HASTA UN MILLÓN DE MICROPLÁSTICOS POR DÍA

Este descubrimiento es significativo, ya que nunca antes se había documentado la contaminación por microplásticos en Mendoza.

Los microplásticos son extremadamente dañinos para las especies acuáticas y generan incertidumbre sobre su impacto en otros animales de la región.

Los investigadores del IMBECU-Conicet y del Cure Maldonado realizaron el muestreo durante cuatro meses, entre diciembre pasado y marzo de este año. Los datos recuperados serán compartidos con la comunidad científica para ampliar el conocimiento sobre la contaminación por microplásticos en cuerpos de agua dulce.

Juan Manuel Ríos, uno de los científicos involucrados, explicó que los microplásticos encontrados en los peces mendocinos corresponden a fibras plásticas y fragmentos.

Estos microplásticos alertan sobre la contaminación del agua en Mendoza. “En peces se hallaron fibras plásticas y fragmentos. No se encontraron espumas, gránulos o películas. En el caso de las fibras, los colores detectados fueron el rojo, el amarillo, el blanco, el negro y el azul, siendo este último el dominante. En el caso de los fragmentos, los colores detectados fueron verde y blanco", comentó Ríos.

Los microplásticos incorporados en la cadena alimentaria pueden tener implicaciones significativas para la salud humana.

Después de ingerir estos microplásticos, los peces presentan alteraciones en el comportamiento y hábitos alimenticios, entre otros efectos negativos.

Además, los microplásticos pueden actuar como transportadores de sustancias tóxicas y liberar aditivos plásticos durante su fabricación, causando efectos tóxicos en los animales que los ingieren.

Aunque la investigación sobre microplásticos en humanos aún está en sus primeras etapas, estudios sugieren que la concentración de microplásticos presente en el mundo es dañina para los seres humanos.

“Sabemos que los microplásticos pueden contener aditivos plásticos y plastificantes que ocasionan efectos de disrupción endocrina y otros efectos bioquímicos negativos. Una vez ingeridos, los microplásticos pueden liberar aditivos que atraviesan la barrera intestinal, alcanzando el torrente sanguíneo y los tejidos diana, ocasionando diversos efectos”, explicó Ríos.

   

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter de #LA17